Inicio Contacto Quito, diciembre 17, 2017

                                                                        Quito, 27 de diciembre de 2004

 

Señor
Luigi Enaudi
Secretario General (E)
ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS

Presente

Señor Secretario:

Los abajo firmantes abogados, estudiantes de Derecho y ciudadanos ecuatorianos, nos permitimos insistir en la petición presentada ante usted el 9 de diciembre de 2004 por los miembros de la Clínica de Derechos Humanos y la Asociación Escuela de Derecho de la Facultad de Jurisprudencia de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, mediante la cual solicitaban que la Organización de Estados Americanos ejerza la atribución que le corresponde con el fin de que el Consejo Permanente realice una apreciación colectiva de la dictadura que se ha implantado en el Ecuador, como consecuencia de la decisión del Congreso de la República, patrocinada por el Jefe Supremo (Dictador) del Ecuador, para suprimir la Función Judicial y que, luego de esa apreciación colectiva, se adopte por parte de tal Consejo la resolución de separar al Ecuador de la OEA mientras subsista el sistema dictatorial.

El Congreso eliminó la Corte Suprema y ha dispuesto que se elimine toda la función judicial, lo cual ha sido hecho para dar al Dictador las facultades supremas para eliminar toda protección de los derechos.  Por ello, previamente a la supresión de la Corte Suprema del Ecuador, que era de carácter vitalicio y cuyos miembros sólo pueden ser elegidos por la misma Corte, el Dictador obtuvo que se cesara en los cargos al Tribunal Constitucional, órgano de control constitucional y al Tribunal Supremo Electoral, órgano de control electoral.

Adjunto a la presente remitimos a usted el texto que analiza los esfuerzos hechos por el Ecuador para lograr la independencia de la Función Judicial y establecer una Corte Suprema vitalicia, independencia y estabilidad que han sido destruidas con una mera resolución del Congreso impuesta por el Dictador.

Estamos seguros que si eso hubiera ocurrido, por ejemplo en los Estados Unidos de América, el pueblo hubiera constatado que se destruía el eje del imperio del derecho en dicho país.  Al menos en los Estados Unidos el Senado tiene la facultad de confirmar a los Ministros de la Corte Suprema propuestos por el Presidente.  En el Ecuador sólo la propia Corte Suprema puede llenar las propias vacantes en su seno.

La carta democrática exige que usted se despoje de la hipocresía con que se viene actuando y dé los pasos para que los ecuatorianos y los habitantes del Ecuador vuelvan a vivir bajo un régimen de derecho. 

Cualquier respuesta a esta petición le pedimos nos la envíe a la siguiente dirección:

                                                              Muy atentamente,

                                                              Dr. Alejandro Ponce Martínez

                                                              QUEVEDO & PONCE

                                                              Av. 12 de Octubre N 26-97 y Lincoln

                                                              Edificio Torre 1492, piso 16, of. 1601

                                                              Quito, Ecuador         
                                                              Telf.: 593 22 98
                                                             
Fax:  593 22 986 580